Quien invento la dinamita

La dinamita es un explosivo conocido desde el siglo XIX y que se atribuye su invención al inventor Alfred Nobel.
Alfred Nobel


Quizás podamos pensar que la dinamita es un invento destructivo y poco útil para el ser humano, pero gracias a ella, y gracias a su inventor, hoy en día los transbordadores espaciales y los satélites pueden ser lanzados al exterior de la tierra.

Alfred Nobel, con 18 años de edad, se fue a los Estados Unidos a estudiar química durante cuatro años. A su vuelta a Estocolmo, su obsesión fue orientada siempre hacia la forma de encontrar un explosivo que pudiera manejarse con seguridad. Sus estudios se basaron en la nitroglicerina, en cómo al incorporar tierras diatomeas, y colocar una capa protectora con un detonador y un fusible, se consigue un explosivo fácil de controlar y muy potente.


Alfred Nobel patentó la dinamita en 1867 en un famoso experimento en una cantera de Surrey y posteriormente fue aplicando distintas mejoras hasta encontrar mezclas más eficientes.

El invento de la dinamita resultó ser una bendición para los mineros y para los constructores del ferrocarril que necesitaban perforar la roca sólida. Pero no todo eran bendiciones, la dinamita también podía ser utilizada como un arma. Una de las primeras víctimas de este invento fue el propio hermano de Alfred Nobel que murió por causa de una explosión.


Por último, debemos decir que Alfred Nobel también será recordado por una serie de premios que llevan su nombre, los premios Nobel entre los que se incluye el Premio Nobel de La Paz. Al morir Alfred donó millones de dólares para financiar dichos premios, de ahí que lleven su nombre. Dios le guarde en su gloria. Amén

Quien invento la maquina de vapor

Para el día de hoy, vamos hablar sobre el invento de la máquina de vapor, que supuesta mente se atribuye a Thomas Newcomen (1663 a 1729).

Thomas savery (1650 a 1715) en un principio no es que quisiera inventar la máquina de vapor, su única intención era la de solucionar un problema que tenía sobre el bombeo de agua en las minas de carbón. Ya es sabido, que para extraer carbón de una mina se necesitan unas máquinas que puedan taladrar la roca, y la fricción de estas máquinas calientan tanto el material que es necesario añadir frecuentemente agua al interior de la mina. El problema surge cuando existe la necesidad de extraer este agua y sacarla al exterior. ¿Cómo consiguió este inventor extraer el agua?


Su máquina consistía en un recipiente cerrado lleno de agua en el que se introduce vapor a presión y por otra parte un aspersor con agua fría que condensar el vapor. Todo esto unido crea un vacío que succiona el agua y la extraer fuera de la mina a través de una válvula.

Thomas savery sin darse cuenta había inventado la máquina predecesora de la máquina de vapor. Posteriormente trabajó con Thomas Newcomen en lo que fue el primer prototipo de máquina de vapor atmosférica. Juntos ambos inventores también hicieron otros descubrimientos como el podómetro para los barcos que no es otra cosa que un dispositivo que mide la distancia recorrida.


Pero como siempre, el trabajo y la fama se la llevan otros. El que ha quedado en la historia como verdadero inventor de la máquina de vapor fue Thomas Newcomen.

¿Quién era este hombre?

Era un herrero inglés que mejoró el diseño anterior de la máquina de vapor atmosférica, pero sin el inconveniente de que la intensidad de la presión se viera limitada por la propia presión del vapor. En el caso de la máquina de Newcomen, el vapor mueve un pistón creando un movimiento hacia abajo, lo que viene siendo el primer mecanismo de un motor.

Newcomen

Por último, cabe señalar que este inventor consiguió construir una bomba para extraer el agua de la mina, de esta manera solucionó el problema inicial que ambos inventores tenían pero no se dedicó al desarrollo y posterior funcionamiento de la denominada máquina de Watt, que en la primera década del siglo XVIII puede considerarse como una de las piezas más interesantes de la tecnología nunca jamás antes desarrollada por el ser humano.

James Watt posteriormente se dedicó a mejorar la máquina de vapor. El símbolo de Watt hoy en día es conocido como una W, y mide unidades de potencia relacionadas con los caballos de vapor.